Masculinitat

Un paso atrás para avanzar junt@s hacia adelante

A la mayoría nos sorprendió el pasado 8 de marzo que en las primeras filas de la manifestación no hubiera hombres. Si el feminismo es un movimiento igualitario, ¿por qué entonces se quedaron los hombres en segundo plano?

La visibilidad de las mujeres ese día estuvo justificada si nos fijamos en que los hombres siempre son los protagonistas en todos lados, incluso, a veces, en la lucha feminista. Por tanto, su razón fue la de equilibrar esa visibilidad.

Animamos a los hombres a que escuchen, reflexionen y participen en la lucha. Si los hombres no escuchan lo que sienten las mujeres no pueden empatizar. Ya que no solo consiste en oír lo que las mujeres cuentan sino en entender su situación para poder comprender sus experiencias y su realidad.

El concepto mal interpretado de feminismo puede hacer que los hombres se sientan ofendidos, atacados y culpabilizados. Sensibilizándonos y tomando parte desaparece la culpa y aparece la harmonía. Eso hará que nadie se sienta atacado sino parte del movimiento. Pero para eso necesitamos que la sociedad reinterprete el feminismo como algo igualitario y no antagónico al machismo.

Cada vez vemos a más hombres que se implican en el cuidado y la familia. Pero no se trata de ayudar a nuestra pareja, por ejemplo, sino de convivir con unas obligaciones compartidas. El feminismo se empieza desde casa y no desde las primeras filas de una manifestación. Consiste en dedicar y contribuir de forma igualitaria a nuestro proyecto de sociedad en común.

Hay que cambiar necesariamente el héroe por el activista. Por qué los héroes nacen de una sociedad desigual que necesita un justiciero que ponga orden porque no se sostiene por ningún sitio. Contribuyamos todos a salvar la sociedad y no solo aquel que se crea superior a los otros.

Hombres, quereros más para poder querer. Alejaos de la cultura de la violencia. No pongáis armas, aunque sean de juguete, en manos de vuestros hijos. Liberaos de toda la rabia, ira y ambición que lleváis dentro. No sirve para nada. Solo es una bomba de relojería que puede explotar en el momento en que no lo podáis gestionar y lo canalicéis contra aquella o aquellas personas que queréis.

Abrid los ojos. Daros cuenta de que no hay nada que demostrar al patriarcado, que no le debéis nada. El patriarcado somos todos y ninguno, de forma consciente e inconsciente. De hecho, es muy fácil romper los argumentos del patriarcado, ¿por qué no lo hacemos?

La lucha feminista llega a conquistar al hombre cuando éste decide romper esquemas y hegemonías. Cuando decide dejar de apoyar y reír las gracias machistas de los demás. Cuando transmite sus ideas feministas en otros hombres. Porque des de vuestro espacio nos ayudáis más. Solo el hombre puede llegar a su círculo de hombres haciendo de agente transmisor de los valores del feminismo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.