Blog

Feminisme

Crímenes de honor

¿Sabías que existe el día Internacional de las Víctimas del Crimen de Honor? ¿Sabes qué es un crimen de honor? Seguramente mis preguntas te recuerdan a algún episodio de alguna película que has visto sobre la mujer en Afganistán, Irán, Argelia o Marruecos. O bien podrías haber leído algún libro o, al igual, te suena a alguna práctica medieval, totalitaria y opresiva.

Muchas personas creen que los días internacionales son una estupidez humana. No obstante, si existen es porque hay un problema social. En este caso, las víctimas por el crimen de honor no fueron reconocidas tan solo hasta el 29 de octubre de 2009. Tras una sentencia de un tribunal penal en Siria que dejó absuelto a un criminal por matar a su hermana de manera brutal y sangrienta, alegando que lo hizo en nombre del “honor”.

El honor como concepto es un atributo moral, justo y correcto. Es una calificación integral y una virtud que se podría aplicar a cualquier persona y género. Lamentablemente, nuestra sociedad define al hombre honesto como aquel que se gana el pan para alimentar a su familia. En cambio, la mujer honesta es aquella que no mantiene ningún tipo de relación de conducta sexual fuera de la legalidad matrimonial. En una discusión es más fácil atacar a una mujer poniendo en duda su honradez porque está en una posición sensible que se exhibe en la crítica y ataque. En cambio, a un hombre, para que se sintiera atacado en su honor, haría falta mencionar el honor de su madre, hija, esposa o hermana. 

A consecuencia del fenómeno de crímenes de honor, muchas mujeres fueron y están siendo asesinadas por sus padres, hermanos o, en su defecto, otros familiares varones. El motivo suele ser sospechas de que la hermana está enamorada de un chico, practicar sexo fuera del matrimonio, tener novio, perder la virginidad, etcétera. Por eso, a día de hoy, nos siguen pidiendo el certificado de la virginidad antes del matrimonio. Mientras, al hombre no se le cuestiona absolutamente nada y se le permite practicar el sexo fuera del matrimonio sin ningun problema. Además, lo puede contar entre sus amigos y familiares descaradamente entre carcajadas. Su honor es tan amplio que caben todo tipo de impurezas, inmoralidades y groserías, justificadas socialmente. En cambio, el honor de una mujer, es tan estrecho como el ojal de una aguja.

A nosotras no nos valoran por nuestros éxitos y méritos. Somos valoradas por ser decentes, dignas y tapadas. Nos comparan con las perlas: tapadas mejor protegidas. Dicen que somos como una cerilla y que, una vez gastadas, perdemos utilidad. Las mujeres no veladas somos como el caramelo descubierto y rodeado de moscas, entre otras odiosas comparaciones. Las que no aceptamos estas barbaridades, ajenas a la tradiciones absurdas y humillantes a la mujer, no se nos tacha de rebeldes sino que se nos acusa de manchar el honor del padres, hermanos y resto de familiares varones. Así pues, el honor es utilizado como una herramienta en manos del patriarcado para subyugar a la mujer.

La mujer tiene el honor pero no lo posee. Cualquier hombre de su familia es responsable sobre su honor menos ella. El honor es de su padre, hermano, esposo y hijo. En el caso de una traición matrimonial por parte de la mujer, se le acusa a ella por ser una deshonra de su marido y en algunos países hasta es legal asesinarla si es descubierta. En cambio, si es él quien comete el mismo error, no le pasa nada porque es hombre. En todo caso, la culpable sería su mujer por no satisfacer al marido sexualmente. Siempre se habla del honor de la mujer como propiedad del hombre. En cuanto al hombre, no se dice que haya manchado el honor de su esposa.

Si simplificamos el debate sobre el honor en las sociedades árabes podemos focalizar el eje principal de la mayoría de los problemas y desigualdades sociales que producen y justifican los crímenes de honor en la virginidad de las mujeres. De aquí emerge el matrimonio infantil. Las niñas se consideran como un peso encima de los hombres de los padres que hay que sobreproteger para evitar historias amorosas de adolescentes que podrían acabar cometiendo una deshonra para la familia. Por lo tanto, mejor casadas de pequeñas. Así se traspasa el peso del honor del padre al marido. También encontramos casos en que las mujeres son obligadas a tapar el pelo y vestirse con faldas y camisas largas hasta las rodillas. Para que no sea un problema para los hombres. Para no provocar los sentimientos de los hombres y reservar su belleza para su marido. Para evitar, así, acoso y violaciones.

De ello se desprenden tantas y tantas historias de mujeres que estaban enamoradas de alguien y fueron asesinadas para “purificar la deshonra”. Asimismo, estas situaciones marcadas por el deshonor, provocan que sean muchas las mujeres que acaben abocadas  a las redes de la prostitución. Muchas mujeres, tras perder la virginidad, sus padres las echan de casa y se deshacen de ellas por el dichoso honor. Entonces, muchas acaban viéndose señaladas por la sociedad y acaban entrando en el mundo de la prostitución como única vía de subsistencia. La película marroquí Much Loved, dirigida por Nabil Ayouch, lo refleja muy bien. Loubna Abidar, protagonista de la película, fue agredida y tuvo que refugiarse en un país Europeo por cuestiones derivadas del deshonor. De hecho la película fue vetada en el país vecino. 

Otro de los dramas que provocan estas situaciones marcadas por el deshonor, son los abortos clandestinos. El aborto sigue siendo ilegal e inmoral en sociedades musulmanas. También viven una situación dramática las madres solteras. Si ya de por sí es difícil la situación de una madre soltera, imaginad en una sociedad donde, por el hecho de serlo, está proscrita. Quienes han optado por criar a su hijo a solas, fruto de una relación amorosa extramatrimonial, no están reconocidas legalmente y sus hijos son considerados bastardos.

Estamos en las puertas del 8M: Un día importante para visibilizar las luchas feministas. Luchas en plural. Luchas de mujeres con distintos caminos, orígenes y trayectorias que convergen en un factor común: plantar cara a la dominación heteropatriarcal. Es por ello que he querido dar luz a una de las muchas luchas que estamos enarbolando las mujeres de todo el mundo.

Hakima Abdoun
Graduada en trabajo social por la Universidad Rovira y Virgili
Trabajadora en un centro de acogida
Activista y miembro de diferentes movimientos sociales.
Foto de portada del Diari de Tarragona
Anuncios
Feminisme

Primer aniversari de Fridas!

El 2 de febrer Fridas va complir un any de vida. Un any ple de reptes, debats, reivindicacions i, sobretot, molta, molta sororitat. Per celebrar-ho, ens va acollir la Casa de les lletres —a l’antic ajuntament de Tarragona—, un espai preciós on vam gaudir d’un recital de poesia i narrativa feminista, vermut, i música de la mà de DJ A. Harvey.

Gràcies a totes i a tots per compartir amb nosaltres aquest dia tan important! Seguim endavant! Visca, visca, visca, la lluita feminista!

Gràcies @ariadna_mr per les fotos.

Feminisme

Estem amb tu Pamela Palenciano Jódar

La monologuista Pamela ha estat denunciada per la “Asociación Europea de Ciudadanos contra la Corrupción” pel suposat delicte de “incitación al odio contra los varones”.

La Frida Judith Sangüesa Pons ha fet un escrit donant suport a Pamela i l’ha començat amb el nom de la seva obra “No solo duelen los golpes”.

Estem a tu! #conpamcontralacensura

No solo duelen los golpes. Nunca mejor dicho. El miedo y la violencia son las armas que tiene el patriarcado para paralizarnos y mantener nuestra boca cerrada.

Las feministas no incitamos al odio contra los varones, no adoctrinamos, no maltratamos ni culpamos a los hombres por el hecho de ser hombres. Las feministas cuestionamos el sistema y las bases que lo sustentan y que incitan al odio contra las mujeres, las adoctrina para ser sumisas, objetos sexuales y las culpa, tortura y mata por el simple hecho de ser mujeres.

Vuelven a atacarnos dándole la vuelta a nuestros argumentos, porque no tienen de propios, porque no hay argumentos que justifiquen la denuncia que le pusieron hace unos días a Pamela.

Quienes lo hayan hecho son los que realmente incitan al odio. No han querido entender nada, no han escuchado nuestros gritos, han decidido cambiar de canal, cerrar las ventanas ante nuestras protestas, han hecho comentarios falsos, sin criterio objetivo ni fundamento, han mantenido su postura aún sabiendo que es desmontáble por todos lados, no han lamentado las muertas ni la tortura de las que aún están vivas, todavía peor, lo siguen justificando.

Las feministas incitamos a la revolución. La revolución será feminista o no será .

Fotografies de la pàgina de facebook @nosoloduelenlosgolpes

Feminisme

Unes 1000 persones es manifesten en contra la violència masclista a Tarragona

Aquest diumenge 25 de novembre, a Tarragona s’ha realitzat una gran mobilització de rebuig a la violència masclista. La concentració, a la qual hi han participat gairebé mil persones, s’ha iniciat al Balcó del Mediterrani a les sis de la tarda i la comitiva ha baixat per la Rambla Nova fins al Palau de Justícia. 

46765905_335373787244890_2237717109842903040_n

Ha estat un acte reivindicatiu i festiu. A més de mostrar pancartes amb consignes com “Ni sumisses, ni passives, dones combatives” o “Denúncia arxivada, dona assassinada”, les persones assistents han fet la marxa al ritme de la batucada Tympanum. A l’altura de l’estàtua dels Despullats, la marxa s’ha aturat i membres del col·lectiu Fridas han recreat un espai ple de simbolisme, per homenatjar a les víctimes, per reivindicar les seves morts i sobretot per evidenciar aquesta xacra social. Han dipositat cartells amb el recull de tots el noms de les víctimes, han posat un gran cartell on es llegia “El comptador de la vergonya: 89”, i tres làpides en què es podia llegir: “No són mortes. Són assassinades. ?1 – 2018”, “Ens volem lliures” i “Ens volem vives”.

A continuació, la marxa ha continuat fins al Palau de Justícia, on el col·lectiu Fridas i altres col·lectius, com Les Violetes Feministes de l’Hospitalet de l’Infant, han llegit els seus manifestos. En tot moment s’ha destacat la xifra de dones assassinades durant l’any 2017: segons les fonts oficials van ser 49 dones i 4 menors. Aquestes estadístiques, però, compten només els casos de dones assassinades per les seves parelles o ex-parelles; no totes les que han mort a mans d’homes només pel fet de ser dones. S’estima que els casos reals de feminicidis durant el 2017 van ser 99, és a dir, més del doble. Aquest any en curs, ja es calculen 89 casos de feminicidis. Només aquest setembre passat se’n van registrar 15. Aquí podeu consultar el llistat de feminicidis en el que portem d’any. Considerem que és un problema massa greu perquè els governs no ho vegin com una prioritat.

La manifestació d’aquest diumenge a Tarragona ha estat convocada pel col·lectiu feminista, obert i inclusiu, Fridas i ha comptat amb el suport de les entitats i col·lectius següents: Les Violetes (Hospitalet de l’Infant), Batucada Tympanum, Lliures i Combatives, sindicat STR, Coordinadora feminista de Vila-seca, H20-Col·lectiu LGTB Camp de Tarragona, Assegora’t TGN, Plataforma Tarragona Antiespecista, associació cultural Bandera Negra, associació cultural Acrítica, Catalunya en Comú TGN – Podem TGN, Dones ERC Tarragona.

foto de Fridas Feministas.

Feminisme

EL DISCURSO QUE NOS VENDE EL PATRIARCADO

El domingo, volviendo a casa después de la concentración en protesta de la resolución de la sentencia del caso Juana Rivas, una mujer de unos cuarenta años señala los carteles que llevaba en mano y me dice con curiosidad: Fridas, ¿qué es eso de Fridas?

Le explico que se trata de un colectivo feminista y que justo ahora volvía de una concentración en denuncia de la justicia patriarcal, ya que recientemente habían condenado a una mujer injustamente por salvaguardar a sus hijos de su padre maltratador. Ella estaba bien enterada porque enseguida identifico que se trataba de Juana Rivas e incluso añadió que lo mejor que se puede hacer en estos casos es matar al marido o pareja, que sale más a cuenta: “Total que para unos años que te encierran, tú y tus hijos estáis a salvo y cuando salgas te van a dar alguna ayuda”. Yo me reí de su ocurrencia, que no era la primera vez que escuchaba, pero que carece de toda realidad. Una mujer maltratada es (casi) imposible que mate a su maltratador, aunque lo llegué a tener en mente y alguna incluso lo intente, debido al fuerte maltrato que ha sufrido que ha acabado con su autoestima, identidad y la ha llevado a un gran desgaste físico y psicológico.

Ella continuó contándome que en Zaragoza, de dónde ella era, era muy frecuente que las mujeres pusieran denuncias falsas, que eso era casi diario, porque así se aprovechaban del sistema que les daba ayudas por ser víctimas de violencia de género y a veces incluso conseguían la custodia de sus hijos. Que, de hecho, ellas se juntaban aposta con musulmanes, gitanos y romanís porque así es más fácil que les den las ayudas y después incluso ellas vuelven con ellos como si no hubiera pasado nada. Hasta me confesó que ella creía que lo hacían a modo de trato, para conseguir las ayudas. Yo pensé, ¿pero qué tipo de ayudas cree esta mujer que reciben las mujeres víctimas de violencia de género? Y, ¿de verdad cree que es tan fácil conseguirlas? Si logran obtener la RAI aún tienen que dar gracias y por 400€ durante 11  meses, como máximo,  no sé si vale la pena pasar por el calvario que supone entrar en el sistema de denuncia por violencia de género. Aún así, puede que penséis que seguramente les salga más a cuenta a las mujeres extranjeras que buscan su regularización pero, ¿cuántos casos encontramos en la actualidad que hayan sido denunciados, aún viendo la gran cantidad de mujeres agredidas y violadas que llegan por el mediterráneo? Muy escasos.

Fuera de mis pronósticos, dicha mujer continuó entrando todavía más en el discurso patriarcal que nos venden a la ciudadanía, en especial a las mujeres, y que nos hace dudar de las unas a las otras mantener-nos unidas. En su discurso entró con el tema de la Manada, me dijo que aquella chica seguro que “debía ir buscando algo porque, sino, no es normal”, y que luego seguramente se arrepintió porque “se tiene que ser tonta para no ser consciente del riesgo al que te expones yendo sola por la noche con una panda de chicos desconocidos”. Y entonces me puso como ejemplo a su hija, una adolescente de unos 15 años que la acompañaba junto su hermanx de 1 o 2 años. Me contó que ella le suele advertir a su hija que si va de fiesta no se emborrache o fume porros, que así solo se está poniendo en riesgo y que esas cosas mejor hacerse en casa dónde se está segura. Que ella le avisa cuando sale de fiesta y se pone faldas tan cortas: “si después se abre de piernas no me venga luego llorando, que si provoca a los chicos y se arrepiente, ella lo iba buscando”, es su problema, mantuviera las piernas bien cerradas.

Yo llegué a un punto, creo que fue cuando empezó con lo de ‘La Manada’, que desconecté. Dejé de concederle más argumentos para desmontar su discurso porque realmente veía que así solo llegaríamos a una discusión y eso es lo que pretende el patriarcado, que unas a otras nos destruyamos. Así que me quede callada aguantando los argumentos tan integrados en esa mujer que casi diariamente escuchamos a nuestro alrededor e intentando mantener la compostura. Cuando terminó solo me vi capaz de decirle “me alegro de haber hablado con usted” pensando que esa mujer me había ofrecido la oportunidad de dar a conocer un ejemplo real de mujer que tiene incorporado des de pequeña el discurso patriarcal y la necesidad que hay de incorporar alguna actuación de sensibilización y de perspectiva de género en la crianza dirigido a ese grupo de edad que comprende a muchas madres, pero también padres, para que corten con el discurso y no lo repitan en sus hijxs.

Ese discurso, basándome en los comentarios hechos por la mujer mencionada, nos viene a advertir a las mujeres de la siguiente injusta realidad: los chicos pueden fumar porros y emborracharse libremente en las fiestas y en cualquier sitio sin peligro, mientras las mujeres debemos hacerlo en un lugar seguro, porque si lo hacemos tenemos luego la culpa de ser violadas por exponernos a ese riesgo. Los hombres pueden ir solos por la noche acompañados de 6 mujeres o más sin preocupación e incluso cierto orgullo, mientras si nosotras vamos acompañadas de 6 hombres o más a solas por la noche lo que vamos buscando que nos violen y a ser tachadas de putas. Y claro está, ellos pueden abrirse de piernas para sentarse más cómodamente, pero si lo hacemos nosotras es una provocación para buscar que nos follen.

El mensaje que deberíamos dar a lxs jóvenes debería ser otro y dotarles des de pequeños de una mejor educación sexoafectiva que acabe con las formas de violencia y dominación que tiene el patriarcado contra la mujer, como son el abuso, las vejaciones y la violación.

Lo triste del caso es que, como hemos dicho, aún se va reproduciendo generación a generación y si no se rompe la cadena no acabaremos nunca con el sistema patriarcal. La pregunta es: ¿Por qué no lo hacemos de una vez? Las mujeres por miedo, inseguridad… Los hombres para no perder sus privilegios y ser cuestionados. El patriarcado ha asegurado estas estrategias para mantenernos dentro de su juego, pero sobre todo lo ha hecho a través del individualismo y la rivalidad. Solo le podremos vencer juntxs y unidxs en la misma lucha. ¿A qué esperamos?

diadelamadre
Font de la imatge: Filustrada

Valentes

El silencio grita fuerte

Hay momentos en que nuestro silencio nos grita fuerte, quizá llevaba gritando muchos años dentro de mí, pero encontré el motivo al escuchar a una mujer que vino hacernos una charla sobre su superación ante la violencia de género. En el instante que contó las cosas que le hacían sin su consentimiento, empecé a relacionarlo con mi pasado, cada vez se me hacía más difícil seguir escuchando sin que los recuerdos se sumergieran en mí. Esta charla vino al caso porque entrabamos en una asignatura donde íbamos a estudiar la violencia de género, cuando seguimos hablando de los indicadores no pude evitar salir corriendo de clase porque el pasado llevaba días persiguiéndome.

Sigue leyendo “El silencio grita fuerte”

Masculinitat

Un paso atrás para avanzar junt@s hacia adelante

A la mayoría nos sorprendió el pasado 8 de marzo que en las primeras filas de la manifestación no hubiera hombres. Si el feminismo es un movimiento igualitario, ¿por qué entonces se quedaron los hombres en segundo plano?

La visibilidad de las mujeres ese día estuvo justificada si nos fijamos en que los hombres siempre son los protagonistas en todos lados, incluso, a veces, en la lucha feminista. Por tanto, su razón fue la de equilibrar esa visibilidad.

Sigue leyendo “Un paso atrás para avanzar junt@s hacia adelante”

Feminisme, Masculinitat

La cultura de la violación

 Hace años que las teorías feministas consideran el concepto de la cultura de la violación. Según éste, nuestra cultura ha asumido la violación de una manera perversa, ya que no sólo se considera como una herramienta para mostrar la dominación de un hombre sobre otra persona (mujer en el 90% de los casos), sino porque el imaginario social nos dice que las violaciones son sexis, que cuando un hombre insiste y fuerza la situación, al final a la mujer le gusta.

Sigue leyendo “La cultura de la violación”